KABEK CONSERVATION2020-01-08T20:54:23+00:00

Project Description

KABEK CONSERVATION

Proyecto KABEK- Familias PRO-QUETZAL

El proyecto KABEK-Families PRO-QUETZAL comenzó en junio de 2010, bajo una iniciativa de la familia Serrano, que tenía como objetivo proporcionar nuevas oportunidades para beneficiar a los diferentes sectores y personas que viven en la colina de la muerte, sabiendo las necesidades laborales que se encuentran en esta área. Jorge Serrano, director del proyecto KABEK, recuerda cómo, hace 11 años, el Quetzal solo podía ser visible en ciertas épocas del año, o a través de ciertas reservas y lugares turísticos específicos durante el año. La situación de la ubicación del Quetzal, que no era visible durante la temporada baja, dio un punto de partida en el proyecto, la migración de esta ave dentro de la colina de la muerte era desconocida, siendo esta situación una de las motivaciones iniciales para un proyecto con un alto grado de ambición y trabajo colaborativo. Inicialmente, las familias de Cerro de la Muerte seguían sospechando sobre el proyecto, ya sea porque temían ver extranjeros en sus propiedades, debido a sus cultivos, entre otras razones que se convirtieron en un desafío para el proyecto, pero esto con el paso de los años, se dejó en el pasado y el proyecto que comenzó con la familia Serrano y el hotel Paraíso los Quetzales, que desde su inicio han trabajado en la conservación y la observación de aves, con las primeras 3 familias en la parte Pro-quetzal, que a lo largo de los años han Conviértase en 23 familias que se esfuerzan y se organizan para llevar a cabo este proyecto, todo esto plantea un objetivo, lograr la visibilidad de la migración del Quetzal fuera de temporada.

Este esfuerzo de las comunidades, sumado al Quetzal es considerado una de las aves más bellas del mundo, el proyecto mitiga las temporadas bajas de la zona, ya que independientemente del trabajo en turismo, agricultura, lácteos, entre otras actividades en la zona, los inviernos Es un momento más difícil, por lo que planeamos un turismo más dinámico para reactivar el económico en Cerro de la Muerte y colaborar con las familias. El proyecto funciona a través del Hotel Paraíso de Quetzales, que promueve la visita de turistas de todo el mundo, que viajan en busca de observación de aves, especialmente el Quetzal. Inmediatamente los turistas están junto con el guía local a cargo de realizar el recorrido, se activa la red de familias Pro-Quetzal, cada familia da un aviso de dónde se puede observar el quetzal dentro de su propiedad, de esta manera las familias están involucradas y el renumeración económica entre las partes, formando este trabajo colaborativo, que a su vez impacta positivamente en la economía, la vida silvestre y todos los involucrados. Las familias pro-Quetzal son familias que responden a esta iniciativa con energía y gran entusiasmo, lo que contribuye a que las familias se involucren gradualmente en esta red disponible dentro del proyecto, lo que brinda una mayor sostenibilidad al proyecto, sin embargo, esta red no está cerrada para que otras familias puedan formar parte del proyecto, se espera que participen más familias que las 23 que tiene el proyecto. Entre ellas se encuentran las particularidades, ya que son personas con diferentes niveles de escolaridad, entre baja, media y alta, esto porque no todas tienen las mismas oportunidades de estudio. Además, las familias con el paso del tiempo han transmitido diferentes conocimientos sobre la protección de la tierra y la vida silvestre, involucrando diferentes especies que coexisten en el área y, aunque es cierto que el Quetzal es la especie que la mayoría de las personas buscan, esto da lugar a El hecho de que se convierta en la insignia del proyecto, porque desde el quetzal podemos ayudar a otras especies y familias en el Cerro de la Muerte.

En el proyecto KABEK, la economía es uno de los ejes que destacan por la sostenibilidad de estas iniciativas, ya que requiere recursos tanto para la investigación, las familias y la organización general, de esta manera las familias devuelven a la naturaleza lo que la naturaleza les proporciona, el incentivo. o el reconocimiento económico les brinda apoyo en el día a día, motivándolos a cuidar sus áreas forestales y plantar y proteger árboles para generar áreas de anidación, ya que al ser un área alta y con un clima que llega a tener bajas temperaturas, las familias usan chimeneas, estufas de leña, sin embargo, está prohibido cortar árboles en el área, luego los árboles muertos se usan para leña y no afectan el paisaje.
Parte del progreso del proyecto en este número es la creación de nidos artificiales para el quetzal, iniciado hace 6 años entre diferentes familias y visitantes que han trabajado en diseños adaptables para nidos y no es hasta mayo y junio de 2018 que se acerca a un par de quetzales para anidar en uno de estos nidos artificiales, de esta manera encontramos el diseño que mejor se adapta al gusto de las aves, lo que nos da la oportunidad de replicar en otras granjas para evaluar los resultados.

Después de todos estos años, la familia Serrano se siente muy satisfecha de ver el crecimiento del proyecto, ya que al principio era un tema recurrente de discusión interna entre la familia, cuando el hotel Paraíso los Quetzales comienza con su restaurante, senderos, entre otros.

¡TOMA ACCIÓN POR LA VIDA SILVESTRE!

COLABORE
DONAR