Project Description

En Búsqueda del Pez Sierra

En Busca del Pez Sierra – Costa Rica es un proyecto de Universidad de Costa Rica que nació en el 2015, y que actualmente se enmarca en el programa de conservación marina de la Fundación Costa Rica Wildlife. Nuestro proyecto está conformado por un equipo interdisciplinario que busca, a través de la investigación, educación ambiental y divulgación, fomentar la protección y conservación del pez sierra en nuestro país, y eventualmente expandirse a toda la región Centro Americana. 

El pez sierra es uno de los grupos de peces (familia de rayas o peces cartilaginosos emparentados con los tiburones) más amenazados que existe en el planeta. En Costa Rica existen dos de las cinco especies de pez sierra a nivel global, el pez sierra de dientes grandes (Pristis pristis) y el de dientes pequeños (P. pectinata). Ambas especies están en peligro crítico de extinción según la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), pueden alcanzar tamaños de hasta 6.5 m de longitud, y habitan una gran variedad de ambientes acuáticos, incluyendo aguas costeras, humedales y manglares y ríos. Sin embargo, el pez sierra de dientes pequeños (P. pectinata) está completamente confinado al Caribe de nuestro país, mientras que el pez sierra de dientes grandes (P. pristis) se encuentra tanto en el Pacífico como en el Caribe. 

El pez sierra tiene un papel ecológico clave cómo depredador tope en los ecosistemas acuáticos debido a su gran tamaño, controlando la abundancia y distribución de sus presas. Las dos especies que habitan las aguas costarricenses se encuentra en zonas tropicales de América, sin embargo, sus poblaciones han disminuido drásticamente debido a la pesca y deterioro de sus hábitats. Hace más de 20 años, ambas especies era muy comunes a lo largo de toda la costa Pacífica y Caribe de Costa Rica, principalmente cerca de humedales y manglares. Sin embargo, hoy en día los reportes y avistamientos son cada vez más raros. Por lo tanto, nuestro proyecto se propuso generar información del estado actual de sus poblaciones, su distribución y hábitats críticos en el país, y las principales amenazas a nivel local que afectan la sobrevivencia de ambas especies. Esta información nos permitirá poder enfocar nuestros esfuerzos en la recuperación de las poblaciones de pez sierra en el país. 

Inicialmente identificamos mediante entrevistas los sitios en Costa Rica donde aún se encuentra esta especie y cuáles son las principales amenazas que afectan su sobrevivencia en el país. En esta fase inicial, se entrevistó a personas de comunidades en las zonas del país donde se sabía de la presencia histórica de la especie y así, se determinó la distribución histórica y actual del pez sierra en Costa Rica, incluso se identificaron sitios en los que la especie no estaba reportada. Los resultados demostraron la reducción en la distribución y abundancia del pez sierra en el país. Con estos resultados, en el año 2017 logramos la protección legal del Pez Sierra en Costa Rica con la cooperación de miembros de la Asamblea Legislativa, uno de los mayores logros del proyecto porque hace que existan herramientas legales para ejercer la protección de la especie y así disminuir su riesgo de extinción local.

La divulgación y la educación ambiental también han sido un eje esencial en nuestros esfuerzos. Nos hemos presentado en diferentes comunidades y a través de diferentes medios donde hemos dado a conocer la especie, su importancia y su situación actual en el país. A partir de estos esfuerzos, nos han contactado en múltiples ocasiones, personas para reportar avistamientos del pez sierra, principalmente pescadores, sumando reportes a nuestros registros de ocurrencia de la especie.

Los sitios clave identificados a partir de las entrevistas nos dieron dirección para una segunda fase de trabajo: expediciones de pesca. Así, visitamos zonas como el Humedal Nacional Térraba-Sierpe, Caribe Norte y varios sitios del Pacífico norte en búsqueda del pez sierra mediante esfuerzos de pesca. A pesar de los muchos intentos de pesca, no logramos encontrarlo, por lo que decidimos probar una nueva estrategia: análisis de muestras de ADN ambiental. De estas pruebas obtuvimos resultados positivos de la presencia reciente del pez sierra en algunos sitios como el Río San Juan, río limítrofe entre Nicaragua y Costa Rica. Actualmente, nuestras investigaciones se enfocan en determinar con mayor detalle los patrones de ocurrencia del pez sierra en estos sitios mediante la colecta de más muestras de agua para la detección del ADN ambiental del pez sierra, particularmente en el Caribe Norte del país.

El proyecto En Busca del Pez Sierra pretende continuar generando información esencial para una protección efectiva del pez sierra y los ambientes que habita, mediante esfuerzos de investigación, la educación ambiental y el establecimiento de alianzas estratégicas para garantizar la protección de esta especie, sus hábitats y las comunidades que coexisten con la misma.